Saltar al contenido

¿Cómo hacer un repelente natural para gatos?

repelente natural gatos jardin

¿Tienes muchos gatos cerca de casa y no sabes cómo ahuyentarlos? ¿Necesitas un poco de ayuda? ¡No hay problema! Te mostraremos algunas recetas naturales para repeler a los felinos de la casa sin necesidad de lastimarlos para nada.

Lo que tienes que tener en cuenta es que quizás algunas recetas no funcionen en tu caso, recuerda que nada es tan efectivo como un repelente recomendado por un experto. Sin embargo, tomar algunas medidas te puede servir como prevención para evitar demasiados felinos alrededor de casa, pero podrías necesitar un experto.

A base de pimienta

Uno de los olores más desagradables para los gatos es el de la pimienta, ya que puede generar una reacción similar a la alergia en los humanos. Solo debes aplicar un poco de pimienta en un poco de agua para luego regarla en la zona que no deseas que se acerque el gato. Sin embargo, tenemos una receta que ha resultado ser lo suficientemente efectiva. Lo que debes hacer es esto:

  1. Toma una taza de agua y viértela en una cacerola.
  2. Hierve el agua hasta que haga ebullición
  3. Espera unos minutos a que el agua se asiente
  4. Añade a la preparación 4 cucharadas aprox. De pimienta molida y remuévelo hasta que esté totalmente diluida. El objetivo es que se diluya quedando el agua un poco más oscura
  5. Cuando se haya enfriado, viértelo en un envase con spray y en un frasco que te ayude a rociarlo fácilmente.

Advertencia: No mantenga el rostro cerca del humo de la preparación cuando añadas la pimienta y el agua sigue caliente ya que podría ocasionarte escozor. Podría hacerte llorar los ojos y generar molestias; sin embargo, es un efecto molesto, pero totalmente inofensivo.

Juntando limón y eucalipto

Otras sustancias bastante molestas para los gatos son los olores cítricos y el eucalipto. En este sentido si juntas ambos puedes rociarlo sobre las superficies que frecuenten y de las que quieren que se vayan. De manera tal que lo más efectivo para lograrlo es el aceite de eucalipto.

  1. Toma un vaso de agua
  2. Vierte sobre él 20 gotas de limón y mézclalo
  3. Vierte sobre él 20 gotas de aceite de eucalipto y mezcla de nuevo
  4. Si no tienes aceite de eucalipto, toma las hojas de eucalipto y machácalas hasta sacarles el líquido que esparce su olor
  5. Mezcla con las gotas de limón y deja reposar unos minutos.
  6. Vierte el contenido en un envase con tapa de spray o un frasco que te ayude a rociarlo fácilmente.

Recomendación

Es necesario recordar que estos repelentes naturales son utilizados sobre superficies y lugares para tratar de evitar que los gatos se acerquen. Son fórmulas que bajo ninguna circunstancia deben rociarse sobre los gatos para evitar que puedan sufrir daños en su piel, su olfato o su integridad. También se recomienda evitar rociar estas fórmulas sobre plantas vivas ya que su alto contenido en ácidos podría dañarlas completamente.