Saltar al contenido

¿Qué olores son repelentes para los gatos?

repelentes para gatos y perros

Aunque los gatos son animales que pueden domesticarse, en algunos lugares hay demasiados y quizás no los quieras cerca de tus cosas. Pero todos saben que el comportamiento de cualquier gato lo hace lucir como si creyera que el mundo le pertenece, y sacarlo de un lugar puede resultar difícil. Por esta razón tenemos algunos olores que los gatos no soportan y que puedes utilizar en tu beneficio para mantenerlos alejados de casa.

Olores cítricos y picantes

Los gatos tienen el olfato muy sensible, y por ello los olores ácidos o cítricos le molestan. El olor a lima, toronja, naranja, limón, y muchos otros son naturalmente ofensivos para ellos. De la misma manera que la mostaza y los olores picantes tampoco son agradables a su olfato ya que genera malestares en su nariz. En este sentido, el felino puede sufrir una reacción similar a la alergia al aspirar estos olores o de pimienta y similares, y por esa razón prefiere alejarse de ellos.

Por si fuera poco, no solo la pimienta es un olor que los gatos detestan, sino que también la mostaza, el curry y el orégano pueden resultar demasiado fuertes. De hecho, lo tomarán como si fuesen olores o presencias tóxicas por lo que su instinto será alejarse.

Cebolla y vinagre

Por tener olores tan fuertes, el vinagre y la cebolla son naturalmente repugnantes para los gatos. Aun sin haber cortado la cebolla o nada similar, el olor podría alejar al felino de ti. De la misma manera, el olor agrio del vinagre resulta demasiado fuerte e insoportable para el olfato de un gato al punto de que rociarlo en los alrededores de dónde quieres que se aleje será suficiente.

Algunas flores y plantas

La sensibilidad del olfato de los gatos puede ser utilizado para actuar como ahuyentadores, por eso plantas como la lavanda, el tomillo y el geranio son suficientes para ahuyentar a cualquier gato del jardín. Sin embargo, son plantas tóxicas para los gatos así que debes tener cuidado de que no vayan a consumirlas. De la misma manera el tomillo tiene un olor similar que ahuyenta a los gatos y resulta tóxico si lo llegaran a consumir.

Otros gatos

Cuando los gatos tienen una dinámica regular en su casa, pueden rechazar los olores de otros gatos. La razón es que cuando ya tienen marcado su propio territorio, entonces pueden tener la necesidad de defenderlo aun con sus propios olores para evitar que otro gato interrumpa sus rutinas.

Plátano

Te parecerá curioso, pero, aunque los plátanos no tienen aromas fuertes, a los gatos no les agradan. Lo cierto es que, si no quieres que tu gato se suba al sofá a dormir, bastará con que le dejes una cáscara de plátano para mantenerlo alejado.